lunes, 29 de octubre de 2007

FALTA DE APETITO SEXUAL


Falta de apetito sexual
Artículo extraído de "El libro de la sexualidad" de Elena Ochoa y Carmelo Vázquez

¿Cuándo, cómo y por qué muere el deseo sexual?

Que uno de los miembros de una pareja "nunca tenga ganas" no debe recibir la traducción inmediata de que sea una prueba de desamor o desafecto. A veces esto es así, y a veces también tiene una buena solución terapéutica.

Aún a riesgo de ser tachados de prosaicos, los clínicos han comenzado a "etiquetar diagnósticamente" este fenómeno rampante de nuestras sociedades. Inhibición del deseo sexual (IDS) es el nombre que recibe la disminución anómala del apetito sexual.¿Por qué sucede esto? Una mirada e causas psicológicas (estrés, depresión, fatiga...) y físicas (medicamentos, muchas enfermedades, alcohol...) pueden contribuir a este fenómeno.

Una excesiva visión romantizada del amor, en la que se crea que la pasió no varía con el tiempo, puede también llegar a ser problemática.

En ocasiones, esta ausencia de deseo puede ir lentamente evolucionando hacia una sensación de rechazo o aversión hacia el sexo. Igualmente, vivir experiencias traumáticas, (violaciones, abusos, vejaciones... etc) puede tambi´n configurar una actitud de repugnancia a tener relaciones sexuales con una persona concreta o bien en general

.El apetito sexual está gobernado por lees análogas a las que gobiernan otras apetencias humanas. Así, el deseo sexual se satisface, se sacia, pero también se debilita con la rutina y la repetición. Además, el impulso sexual cambia en cada periodo de la vida, se acentúa con la edad, sufre metamorfosis acompañando el devenir de la vida.

Nada de esto, en principio, es insalvable, incluso una vez que aparece. No hay que culpabilizarse ni culpabilizar por una disminución o un olvido periódico el deseo hacia el otro. Las reglas no escritasde nuestra sociedad, nos exigen ser muy productivos, y parece que también exigen serlo en el sexo.

Así, la IDS debe considerarse como un problema cuando se vive como tal por alguno de los miembros de la pareja. Intentar definir la existencia de una IDS exclusivamente en términos de frecuancia sexual es inadecuado.Muchos hombres y mujeres padecen disfunciones sexuales.

Se estima que alrededor de una de cada tres personas las padece; sea crónica o transitoriaente. Sin embargo, también se sabe que padecer un problema sexual no es sinónimo de desajuste o infelicidad.

De hecho, muchos estudios han hallado elevadas cifras en parejas que decían ser razonablemente felices y estar bien ajustadas. Así pues, el complejo flujo de la vida no se puede reducir al estricto funcionamiento sexual.

Los problemas económicos, el no saber expresar los deseos y emociones, un acontecimiento estresante como un embarazo o el conocimiento de que uno de los miembros de la pareja es infértil también pueden ser causa de un alejamiento, a veces problemático, de una relación sexual en principio satisfactoria.

El tratamiento de la inhibición del deseo sexual suele ser más complicado que el que se necesita para otros transtornos sexuales. Si el problema se restringe solamente al área sexual y la relación de la pareja esta bien conservada en otros aspectos, los terapeutas sexuales proponen la realización de diversos ejercicios durante varios días o semanas.

1. Masajes y caricias delicadas, por turnos, sin estimulación de los genitales
.2. Masajes y caricias delicadas, por turnos, alcanzando zonas erógenas y los genitales sin llegar al orgasmo.
3. Autoestimulación. Si la mujer presenta incapacidad para alcanzarlo, debe aprender individualmente a alcanzarlo. Si ambos son capaces de alcanzar el orgasmo, se recomienda la masturbación mutua.
4. Exploración de fantasías sexuales.
5. Compartir con la pareja las fantasás eróticas.
6. Compartir con la pareja material erótico.
7. Comenzar actividades completas de forma lenta.
8. No se debe intentar ninguna activida sexual a menos que ambos se sientan relajados y receptivos.
(fuente:Yomujer.com)

4 comentarios:

Caimán dijo...

Fíjate, Yo con lo contrario, con el apetito sexual incrementado, ni hablar.

juLia dijo...

¿Apetito sexual? Sí, mucho...
Estaré por aquí, leyéndote.









Hay un link de tu blog en el mío...

Mar profundo & Cielo inmenso dijo...

hola Caiman
bueno si no tienes apetito sexual, quizas pasando seguido x este blog, descubras algunas tecnicas o truquitos para despertarlo.
gracias por pasar a leernos.
besos

Mar profundo & Cielo inmenso dijo...

hola Julia
gracias por pasar a leernos y dejar comentarios.
Asi q tienes apetito? bueno espero q encuentres el manjar adecuado para saciarlo, jejejeje
gracias tb x tu link
y seras siempre bienvenida-
besos
Cielo Inmenso